24.52°C
Lun, Dic 5, 2022

55% de pacientes con cáncer avanzado llegarán a sufrir dolor intenso debido a su padecimiento

55% de pacientes con cáncer avanzado llegarán a sufrir dolor intenso debido a su padecimiento
  • Especialista del Centro de Radiocirugía Robótica explico que este tipo de dolor, en una escala de un 1 a 10, tiende a superar el umbral del nivel de 7.
  • Uno de los tratamientos para pacientes con dolor severo es la radiocirugía. Esta, mediante la aplicación de radiación de forma precisa, regula o interrumpe centros del sistema nervioso central que conducen el dolor.

 

22 de noviembre, 2022. Aproximadamente, el 55%, o poco más de la mitad, de los pacientes que son diagnosticados con cáncer avanzado de cualquier tipo[1], van a sufrir diferentes niveles de dolor durante el padecimiento de su enfermedad.

 

Así lo señaló el Dr. Gabriel Carvajal, médico especialista en Medicina Paliativa del Centro de Radiocirugía Robótica, quien añadió que de ese total, un porcentaje importante de pacientes podrán ser tratados con medicamentos o determinados tratamientos menos complejos para controlar su dolor. No obstante, otra parte de estos pacientes llegarán a padecer lo que se conoce como “dolor refractario” o “dolor persistente severo”, a pesar de que lleven un tratamiento que se cumple al pie de la letra y supervisado. El especialista señaló que este tipo de dolor, en una escala de un 1 a 10, tiende a superar el umbral del nivel de 7.

 

El Dr. Carvajal comentó que, para cada nivel de dolor, existen tratamientos que se pueden aplicar. En este sentido, mencionó que habrá pacientes para los cuales la mejor alternativa sea la prescripción de un analgésico potente, aumentar la dosis de estos, o agregar medicamentos específicos para algunos tipos de dolor por nervios dañados.

 

En otros casos los pacientes podrían requerir estrategias como procedimientos para interrumpir la conexión nerviosa entre un grupo de nervios. Así como intervenciones para estabilizar un hueso que está enfermo. En otros casos, se puede dar la implantación de dispositivos para enviar medicamentos directamente a la médula espinal. Asimismo, existen pacientes que requerirán radiocirugía. Esta última como opción para las personas con dolor persistente severo.

 

“La radiocirugía es una forma de administrar en un tumor o lesión radiación en altas cantidades, pero de forma muy precisa. Este campo del tratamiento del dolor consiste en un conjunto de técnicas que permite tratar ciertas zonas del cuerpo involucradas en la percepción y modulación del dolor”, explicó el Dr. Carvajal.

 

Añadió que lo que va a establecer si se utiliza radiocirugía para tratar el dolor, es la particularidad que tenga el paciente, así como de la zona específica de dolor, y su historial de tratamiento. “La radiocirugía es una de las opciones a considerar para el tratamiento de los casos complejos”, dijo el especialista.

 

La radiocirugía lo que busca es modular o interrumpir centros del sistema nervioso central o periférico que participan en la conducción del dolor. En este sentido, existen técnicas de radiocirugía en donde se da tratamiento a la zona en la base del cerebro conocida como tálamo, que está asociada a la modulación del dolor.

 

“Este tratamiento es muy preciso. Permite, sin realizar cirugía ni anestesia general, y utilizando un robot llamado CyberKnife que administra dosis altas, pero muy precisas de radiación, reducir el dolor en pacientes con casos complejos de dolor”, dijo el Dr. Carvajal.

 

Agregó que, además, existen otras técnicas de radiocirugía para tratar el dolor severo. Una de ellas es irradiar un grupo de nervios del abdomen denominado plexo celiaco. Ello permite reducir la conducción del dolor a través de esos nervios, reduciendo el dolor visceral que pueden tener pacientes con algunos tipos de cáncer avanzado.

 

En cuanto a resultados, el Dr. Carvajal señaló que se ha observado una reducción del dolor días inmediatos posteriores al tratamiento. Sin embargo, aclaró, el momento máximo de alivio suele ocurrir varias semanas después de la aplicación de la radiocirugía. “Esto se da porque lo que buscan estas técnicas es interrumpir una vía de transmisión de un mensaje doloroso, que se da por modulación y no por destrucción”. Añadió que para observar este efecto se requiere una sola sesión de tratamiento con radioterapia.

 

El especialista agregó que, a pesar de los buenos resultados que brinda la radiocirugía, el regreso o no del dolor va a depender de la evolución que tenga el cáncer que padece el paciente. “Hay que tener claro que la radiocirugía lo que hace es modular el dolor, pero no elimina la enfermedad. Aunque se controle el dolor, el cáncer aún estará allí. La radiocirugía lo que busca, además, es darle tranquilidad y mayor calidad de vida a la persona reduciendo lo más posible el dolor”.

 

¿Cualquier paciente con dolor puede someterse al tratamiento con radioterapia? De acuerdo con el Dr. Carvajal, no. Esto porque existen diversos criterios de inclusión para este tratamiento.

 

Estos criterios son que el paciente tenga cáncer activo, tener una sobrevida estimada superior a 30 días, no tener suficiente control del dolor utilizando opioides potentes, o tener efectos adversos inaceptables que deterioran la calidad de vida del paciente utilizando estos medicamentos. El paciente, además tiene que dar su consentimiento informado, y tener la capacidad de proporcionar información sobre el nivel de dolor que está sufriendo.

 

¿Por qué se da el dolor en los pacientes con cáncer?

Añadió que el dolor relacionado con el cáncer se da porque las células cancerígenas invaden otras zonas del cuerpo, como un músculo, un grupo de nervios, el hueso, entre otros, lo que genera nuevas lesiones y dolor. Asimismo, el cáncer puede llegar a comprimir estructuras en una zona del cuerpo donde no hay mucho campo, generando también dolor por presión.

 

“Este dolor normalmente está circunscrito al área del cuerpo donde está la lesión. Por ejemplo, si una persona tiene metástasis en un hueso, como el fémur, se tendrá dolor en el muslo. Si la lesión tumoral es en el pulmón, puede ser que el dolor a ese paciente se le genere en el tórax, y puede ser que ese dolor esté relacionado con los efectos compresivos locales irritativos del tumor. Pero también podría ser que ese tumor esté tocando algún nervio de la pared costal, generando un dolor muy fuerte en el pecho”, explicó el especialista en Medicina Paliativa del Centro de Radiocirugía Robótica.

 

Reconocimiento por tratamiento de dolor

En junio anterior, en el marco del 15vo Congreso Mundial de The International Stereotactic Radiosurgery Society (ISRS) en Milán, Italia, el Centro de Radiocirugía Robótica recibió un reconocimiento por sus aportes a la comunidad científica en el desarrollo de protocolos de tratamiento para el dolor resistente oncológico y no oncológico, por medio de radiocirugía.

 

Precisamente, durante este Congreso, el Dr. Eduardo Lovo, director médico del Centro, realizó la presentación de la investigación “Radiomodulación en el dolor oncológico mixto y complejo mediante irradiación triple diana en el cerebro: una experiencia preliminar”. En ella el Centro de Radiocirugía Robótica detalla los avances que han logrado y que lo hicieron merecedor de este reconocimiento. “La citación en varias ponencias y el reconocimiento público por varios conferencistas enorgullece a nuestro centro y a nuestro centro hermano de El Salvador, el Centro Internacional de Cáncer”, concluyó Lovo.

 

[1] van den Beuken-van Everdingen MH, Hochstenbach LM, Joosten EA, Tjan-Heijnen VC, Janssen DJ. Update on Prevalence of Pain in Patients With Cancer: Systematic Review and Meta-Analysis. J Pain Symptom Manage. 2016 Jun;51(6):1070-1090.e9. doi: 10.1016/j.jpainsymman.2015.12.340. Epub 2016 Apr 23. PMID: 27112310.

Author’s Posts

Artículos relacionados

Te invitamos a seguir a nuestros patrocinadores:

¡Vive el Occidente!
Image
Revista Vive 506 CR somos un medio de comunicación digital con información de la región de Occidente de Costa Rica y de actualidad nacional.